Pastoral

PROYECTO EDUCATIVO PASTORAL

Este proyecto espera ofrecer a toda la comunidad del Centro Educativo un itinerario formativo-operativo común desde la espiritualidad Trinitaria: Padre, Hijo y Espíritu Santo,  en los tiempos y modos que cada circunstancia lo permite.
Es una invitación a profundizar la vocación de los educadores de Escuela Católica en comunión con la Iglesia, viendo en Cristo la plenitud del hombre y la culminación del Proyecto de Dios.
De manera que:

•    Permita descubrir y vivenciar  su sentido  integrador.
•    Se constituya en fuente motivadora y orientadora de acciones concretas destinadas a   transformar la realidad.
•    Genere el entusiasmo  procedente de un gran ideal,  permita visualizar las metas y reconocer los caminos a transitar.
•    Fortalezca la identidad y misión fundamental de la Institución, como Escuela Católica sobre el sólido fundamento de la Trinidad-Amor

¿QUIÉNES SOMOS?  IDEARIO
Partiendo de la concepción filosófica antropológica, concebida en el PEI, el Proyecto de Pastoral entiende al HOMBRE como:

•    Una UNIDAD BIO-PSÍQUICA-ESPIRITUAL,  alguien y no algo, cuya condición espiritual lo eleve plenamente por encima de los otros seres de la naturaleza.
•    DESTINADO A LA COMUNIÓN INTERPERSONAL, que valore al otro,  acepte la diversidad y entienda que con el otro no sólo debe convivir, sino servir .
•    UN SER INACABADO, que se va autorrealizando y descubre en el crecimiento perfectivo de sus potencialidades el Plan de Dios.
•    CONSCIENTE Y DUEÑO DE SI MISMO, con un destino propio frente al cual es  libre y responsable a través de su posibilidad de opción.

La dignidad del hombre reside en el hecho de ser PERSONA, “el hombre es principio, sujeto y fin de todas las instituciones sociales” (Conc. Vat.  II )
En la tarea de que el hombre sea más hombre, la cultura y la educación convergen. La educación porque es la primera y esencial tarea de la cultura y ésta porque está orientada a la realización integral del hombre. (Junta Diocesana-Obispado de V.María 2005)

¿PARA QUÉ?

Todos los hombres, en cuanto son participantes de la dignidad de la persona, tienen el derecho inalienable a una educación que responda al propio fin, conforme a la cultura y a las tradiciones patrias y al mismo tiempo esté abierta a las tradiciones fraternas con otros pueblo a fin de fomentar en la sociedad la verdadera paz y unidad y el bien común.

El derecho a esta educación, no persigue solamente la madurez de la persona humana sino que busca sobre todo que los bautizados se hagan más conscientes del don recibido de la fe, aprendan a adorar a Dios en espíritu y verdad, dando testimonio de esperanza y contribuyendo al bien de toda la sociedad.

¿PARA QUIENES?

El Proyecto pone especial fuerza en las necesidades y carencias de distinta índole de sus destinatarios.
Reconoce en alumnos, ex alumnos, docentes en servicio y jubilados, personal de los distintos sectores, padres, etc;  a la comunidad  destinataria y a la vez protagonista de acciones evangelizadoras, favoreciendo de este modo la comunión y la complementariedad para facilitar la motivación y la formación y evitar el  individualismo de la sociedad actual.

OBJETIVOS

•    Promover y/o recuperar la identidad católica/trinitaria  de la comunidad sensibilizando, motivando y despertando conciencia.
•    Ordenar y orientar las acciones que se vienen desarrollando.
•    Generar espacios de actividades diversificadas, individuales y grupales, obligatorias y opcionales, explícita e implícitamente evangelizadoras.
•    Establecer líneas de acciones hacia un futuro inmediato y a mediano plazo de manera articulada.
•    Centralizar información y promoverla.
•    Descentralizar ejecución. Coordinar y Delegar.

LA ACCIÓN PASTORAL

Este Proyecto Pastoral integra y articula propuestas educativas y acciones pastorales. Partiendo de la cosmovisión cristiana concebida en el PEI, se propone:

1.    Una organización  y entorno desde la perspectiva Humanista Cristiana que atienda a:

  • La ambientación y contextualización de la Escuela en los distintos momentos y tiempos celebrativos
  • La práctica diaria de la oración, la lectura del Evangelio, etc.
  • El aspecto relacional de los estudiantes, cuidando la igualdad y respetando la diversidad.
  • La conformación de grupos juveniles con propuestas de carácter solidario comunitario, favoreciendo la conciencia crítica y animando la transformación social.(Favorecer estos grupos  en horarios, con reconocimiento, etc).
  • A la dimensión mística/trinitaria que favorece la experiencia de Dios Comunidad, sin olvidar la realidad y problemática cotidiana. (Especiales y profundos espacios de reflexión- encuentros-celebraciones- ).

Estas acciones pueden o no ser aceptadas desde la libertad de los destinatarios, pero  están ordenadas con la finalidad de favorecer el proceso de formación y maduración cristiana de niños y jóvenes que son sus principales destinatarios,  quienes deberán respetarlas (aunque pertenezcan a otro credo y no participen activamente).

2.    El Diálogo Fe-Cultura, lo cual supone:

  • La evangelización de la cultura, en todas y cada una de las áreas,  transmitiendo una cultura integral y transversal, abierta a la dimensión espiritual y religiosa.
  • Tratamiento de los contenidos de la fe católica en tiempo escolar y en el espacio curricular nominado FORMACIÓN RELIGIOSA.
  • Potenciar  este espacio coordinando las acciones pastorales con los contenidos curriculares (Departamento de Form. Religiosa) y la normativa emanada por la Comisión Pedagógica.


Los destinatarios podrán o no compartir los contenidos curriculares de la asignatura Formación Religiosa, podrán expresar sus diferencias en el caso de que pertenezcan a otra religión o disientan en algunos términos, pero para acreditar la asignatura deberán dar cuenta de los contenidos presentes en el Diseño Curricular de Formación Religiosa.

LA REALIDAD (diagnóstico)

El contexto general (La escuela católica en el umbral del tercer milenio. 1998).

•    “…..la educación y la escuela católica se encuentra ante nuevos desafíos lanzados por los contextos socio-político y cultural. Se trata de la crisis de valores que, sobre todo en las sociedades ricas y desarrolladas, asume las formas, frecuentemente difundidas por los medios de comunicación social, de subjetivismo generalizado, de relativismo moral y de nihilismo”.

•    “Nuevas necesidades han puesto de relieve la exigencia de nuevos contenidos, de nuevas competencias y de nuevas figuras educativas. Así educar, hacer escuela en el contexto actual resulta especialmente difícil.

El contexto general (La escuela católica en el umbral del tercer milenio. 1998).

•    “…..la educación y la escuela católica se encuentra ante nuevos desafíos lanzados por los contextos socio-político y cultural. Se trata de la crisis de valores que, sobre todo en las sociedades ricas y desarrolladas, asume las formas, frecuentemente difundidas por los medios de comunicación social, de subjetivismo generalizado, de relativismo moral y de nihilismo”.


•    “Nuevas necesidades han puesto de relieve la exigencia de nuevos contenidos, de nuevas competencias y de nuevas figuras educativas. Así educar, hacer escuela en el contexto actual resulta especialmente difícil.

“… PERO A PESAR DE TODO ES POSIBLE Y SOBRE TODO Y FUNDAMENTALMENTE,  BELLO”.
(Card. Martini, 1988) en Educar es difícil, posible y bello (P Angel Rossi).

El contexto particular

Se trata de indagar en la realidad, conocerla, mirarla de frente y desafiar el futuro de niños y jóvenes con el Evangelio y un Estilo de Vida que en definitiva es la razón de Jesucristo :”Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”.
Conocer los problemas y la realidad escolar y su entorno, los rasgos positivos o esperanzadores, permiten desarrollar una acción pastoral más definida,  por ello es importante:
•    Detectar, más allá de las apariencias,  los problemas, las necesidades  y las fuerzas de resistencia.
•    Identificar y valorar las fuerzas de apoyo para hacer pie en ellas, potenciarlas y promoverlas.


Es lo que quiero, deseo un proyecto similar
 
 
 
Contextus - Especialistas en Comercio Electrónico